domingo, 4 de septiembre de 2011

Ni chicha ni limoná!


A veces de una idea tan simple que podria caber en el canto de una servilleta sacamos lo mejor de nosotros, lo mejor de un equipo, la esencia lupina en frasco, un frasco que se produce en una gran nave industrial, que acaba recibiendo una cantidad sin fin de controles de calidad, que termina exportandose a tantas partes del mundo que el servicio de distribucion no da a basto para satisfacer los requisitos del todos los clientes.

Pero nosotros seguimos mirando la servilleta, y aunque ver donde nos pueden llevar esos 4 monigotes nos ha asustado, hemos vuelto de las vacaciones con ganas de enfrentarnos a ella. De ver hasta donde podemos llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario